25 may. 2015


DESDE VENEZUELA, EN LA JORNADA CONTRA MONSANTO, AVANZA LA ORGANIZACIÓN DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA DE LAS SEMILLAS, LA TIERRA Y LA ALIMENTACIÓN


En el marco de la Jornada mundial contra la transnacional del agronegocio MONSANTO, principal productora de semillas transgénicas y agrotóxicos como su versión comercial del glifosato, el RoundUp, este 22 de mayo diversos colectivos campesinos, agroecológicos, comunicacionales, feministas, y pueblo en general se movilizaron en una jornada realizada en el Teatro Teresa Carreño

Esta jornada forma parte de las realizadas en más de 400 ciudades de 38 países en la acción global llamada Marcha Mundial contra MONSANTO, realizada por tercer año consecutivo para denunciar los peligros que representa esta empresa.

Las actividades realizadas contribuyeron al avance de la organización y movilización del poder popular en defensa de la soberanía alimentaria y una Venezuela Libre de transgénicos, así se llevaron a cabo:

REUNIÓN DE SEMILLERISTAS Y ORGANIZACIONES POPULARES CON REPRESENTANTES DE INSTITUCIONES, HACIA EL PLAN POPULAR DE SEMILLAS:

En aras de avanzar en la consolidación de la articulación de las experiencias productivas de semillas de diversos rubros a nivel nacional, se realizó una primera reunión entre voceros los colectivos semilleristas: Consejo Campesino Argimiro Gabaldón y Semillero Socialista de Montecarmelo del Estado Lara, Cooperativa Las Tres R del Estado Yaracuy, Red de Escuelas Populares Agroecológicas del Estado Carabobo , Cooperativa Vertientes de Agua Viva del Estado Mérida, Semilleristas de Maíz de Guanape del Estado Anzoátegui, Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil, Organización Caminos Verdes.


En esta reunión los y las voceras de los colectivos presentes intercambiaron experiencias con: Guillermo Barreto Ministerio de Ecosocialismo y Aguas y Jesús Manzanilla Viceministro de Conservación, Alejandra Puerta Viceministra para la Planificación Territorial, Guy Vernaéz Director Ejecutivo del Consejo Federal de Gobierno a fin de avanzar en la construcción colectiva del Plan Popular de Semillas, propuesta surgida del debate popular constituyente por la nueva ley de semillas en el cual se plantearon algunas instancias y acciones del poder popular orientadas a Garantizar los modos de producción locales, campesinos, indígenas y afrodescendientes , el intercambio libre de semillas, y la conservación y reproducción de las semillas y la agrobiodiversidad.

Se planteó la urgente necesidad de avanzar en la consolidación de la soberanía genética frente a la amenaza de transnacionales como MONSANTO desde el impulso de experiencias socioproductivas del poder popular. Asi los voceros participantes expusieron logros en la producción con semillas campesinas de maices con rendimientos de hasta 7000 kg por hectárea, incremento de rendimientos con variedades rescatadas de papas negras del páramo de hasta tres veces por encima del rendimiento alcanzado con variedades importadas. Asimismo los semilleristas señalaron la importancia de reconocer los métodos tradicionales de selección que están siendo utilizados en la selección y mejoramiento de las semillas, así como la necesidad de mejorar la infraestructura de almacenamiento de semillas y granos, procesamiento a escala comunal de harina de maíz para disminuir pérdidas de cosechas y combatir el acaparamiento y monopolio de Empresas Polar, y destacaron además la urgencia de eliminar el uso de agrotóxicos en el campo dado el impacto de estos sobre la salud de los campesinos y las comunidades. Finalmente se acordaron como próximos encuentros para la continuidad: Congreso Venezolano de Diversidad Biológica a realizarse del 27 al 31 de julio, en Carabobo, el Día de la Semilla Campesina a realizarse el 29 de Octubre, en Lara y el Ecofestival de la Papa Nativa a realizarse en la semana del 10 de diciembre en Mérida.


MUESTRA DE EXPERIENCIAS AGROECOLÓGICAS CON SEMILLAS DEL PUEBLO:

Ya en la tarde, desde las 2pm, en los espacios de la Plaza Armando Reverón se mostraron experiencias productivas y agroecológicas con semillas del pueblo, con la participación de los colectivos articulados en la Feria conuquera agroecológica del Parque Los Caobos: Ecologarte, Abya Yala, Organopónico Bolívar I, Autana Tepuy, Venezuela Libre de Transgénicos, así como agricultoras y agricultores de la Gran Caracas, junto a los colectivos semilleristas visitantes de los diversos estados del país, se realizaron además una muestra de la tradicional danza del garrote larense, pinta de camisas e intercambio de experiencias con el público en general




FORO LAS LUCHAS DE LOS PUEBLOS CONTRA MONSANTO: SEMILLAS LIBRES VERSUS AGRONEGOCIO:

Finalmente para cerrar la jornada, se realizó a las 5 de la tarde un foro con Miguel A Pérez Pirela, la Cooperativa la Tres R, la Red de Rescate y Conservación de Semillas Andinas y la Escuela de Feminismo Popular.

La experiencias populares destacaron la importancia de resguardar el legado del Comandante Chávez en la lucha contra el latifundio, por la defensa de las semillas y por la construcción del socialismo feminista. Asimismo hicieron un llamado a la población de la ciudad a acercarse y vincularse a estas luchas de las cuales depende la soberanía alimentaria del país, particularmente en la actual coyuntura de guerra económica, que demuestra como las corporaciones agroalimentarias acaparan los alimentos del pueblo, mientras que las comunidades campesinas siguen produciendo alimentos por lo que en la ciudad no se ven colas para comprar yuca, ñame ocumo, auyama y otros productos del trabajo campesino. Asimismo agradecieron el reconocimiento al trabajo del campo que se realizaba en esta jornada.



En su intervención Miguel Ángel Pérez Pírela ofreció un panorama completo del carácter venenoso e alienante de la empresa Monsanto, centrando su análisis en la relación entre los químicos que la empresa produce y la industria bélica norte americana.
Por una parte destacó la responsabilidad directa de Monsanto, como productor del agente naranja, en la muerte de mas de ocho millones 600 mil personas durante la guerra de Vietnam y en el nacimiento posterior al conflicto de millones de niños con defectos congénitos graves, así como su responsabilidad, como productor del herbicida llamado glifosato, rociado por millones de galones sobre las tierras colombianas en el marco del plan Colombia, en la destrucción de la vida vegetal de hectáreas de campos cultivados, así como de la contaminación de las fuentes de agua y de animales de crianza, y de los hombres y mujeres que hacen vida en esas tierras.

Finalmente Pérez Pírela enfatizó en la importancia, en el marco de la guerra económica Y la lucha anti imperialista bolivariana, de establecer mecanismos legales que protejan a la nación venezolana de las acciones bellacas y destructivas de lo paquetes y combos productivos que ofrecen empresas transnacionales con Monsanto.

En efecto, tal como lo señalo Pérez Pírela, estas transaccionales, con sus paquetes agroproductivos, no solo contaminan nuestras fuentes de agua y transforman nuestros alimentos en veneno, sino que en base a un modelo fundamentalmente imperialista centrado en la privatización de los recursos naturales y de los ecosistemas, propone, a través de patentes y otras licencias de producción y comercialización de las semillas, un modelo de desarrollo socioeconómico agrario alienante que nos hace siempre mas dependiente del agronegocio, y nos aleja cada instante un poco mas del pleno desarrollo de la soberanía alimentaria nacional.

Pérez Pírela subrayo así lo imperante se nos hace establecer mecanismos propios que protejan a Venezuela de la imposición de estos modelos neoliberales privatizadores, en particular en el marco de la entrada de Venezuela al Mercosur y de la adopción del protocolo de armonización de este organismo, el cual establece que Venezuela debe otorgar protección a su variedades vegetales y obtenciones de plantas. Insto a empoderarse de las rendijas que el protocolo deja, el cual establece la posibilidad de que dicha protección pueda ser establecida a través del desarrollo de mecanismo “sus generis”.

En este sentido, Pérez Pírela cerro su alocución enfatizando en la importante, urgente y necesaria aprobación en segunda discusión del proyecto de ley de semillas, proyecto revolucionario producto del trabajo conjunto del poder legislativo, ejecutivo y popular, el cual establece como forma de protección de las semillas y de los conocimientos que le son asociados, la figura de las licencias libres, mecanismo sus generis que permite proteger el derecho moral de autoría de la persona, natural o jurídica, que registra una semilla, impidiendo por ende su apropiación por cualquiera y posterior privatización, y permitiendo de esta forma la libre producción, mejoramiento y comercialización de las semillas por cualquiera. Como lo dijo Pérez Pírela: la aprobación de esta ley de semillas revolucionaria no es coyuntural, no es lectoral, sino que es, simplemente, histórica

Esta importante jornada sirvió para continuar con la movilización del Pueblo, que desde hace dos años, el movimiento popular venezolano ha estado construyendo colectivamente la Ley de Semillas, cuya versión consensuada entre el poder legislativo, ejecutivo y el poder popular está a la espera de su presentación en segunda discusión. Entre los elementos fundamentales de la ley se encuentran: las licencias libres, creación del Consejo Popular de Resguardo y Protección de la Semilla Local, Campesina, Indígena y Afrodescendiente, y sus sistemas participativos de garantía de calidad. Además de la prohibición de la entrada y producción de semillas transgénicas, licencias de exclusividad, patentes y otras formas de privatización de la semilla.

0 comentarios :

Publicar un comentario