24 may. 2014

Desde el mediados del 2013, el movimiento popular se viene movilizando en ejercicio de contraloría social y poder constituyente de cara al proceso legislativo de la nueva ley de semilla.

Así  se enviaron los aportes y observaciones al proceso legislativo iniciado por la Comisión de Desarrollo económico de la Asamblea Nacional a fin de garantizar cuatro elementos claves en esta nueva ley, que debe trascender la visión economicista y tecnocrática de la ley vigente desde el año 2002 (Ley de semillas materiales e insumos biológicos).

Estos elementos claves son:

La no privatización de la semilla a través de patentes y derechos de obtentor determinados por las transnacionales del agronegocio.

La prohibición de entrada, liberación, uso, multiplicación y producción de semillas genéticamente modificadas (trasngénicas) en el país.

El reconocimiento de las semillas criollas desde una nueva lógica que supere los criterios de fiscalización y certificación impuestos por la agricultura convencional contaminante. 

La garantía de la participación popular protagónica y constituyente de un nuevo modelo agroalimentario diverso y soberano.


Así, en  21 de octubre se realizó una movilización de diversos colectivos campesinos, estudiantiles, agroecológicos y feministas (entre otros) hacia la Asamblea Nacional para realizar un urgente llamado de atención al proceso de legislación que no incorporaba los elementos claves señalados en el proyecto de le; y en acuerdo con la Asamblea Nacional se inició un proceso de Debate Popular Constituyente por una Nueva Ley de Semillas Revolucionaria. 

Estos debates de caracetr autogestionario y autoconvocados por el movimiento popular comenzaron el 28 y 29 de octubre de 2013 en Monte Carmelo, Estado Lara, en el marco de la celebración del "Día de la Semilla Campesina", continuaron el 21 de noviembre en la Aldea Universitaria Héroes de Canaima 4F, Estado Carabobo, y el 22 de noviembre en el Instituto Latinoamericano de Agroecología (IALA) de Barinas. El cuarto encuentro se realizó en la Escuela Agroecológica Indio Rangel en el Estado Aragua, el 16 y 17 de diciembre de 2013.

En estos espacios se construyó la exposición de motivos, el objeto de la Ley, sus objetivos y principios, así como la estructura del articulado.

Hasta ahora han participado más de 2000 personas provenientes de colectivos, consejos comunales, frentes campesinos y comunas, que buscan consolidar las competencias del poder popular para la custodia, resguardo y regulación de las semillas, con base en el modelo de producción ecosocialista, originario, campesino y comunal. 

La ley está siendo redactada desde las bases, tal como fue acordado el 22 de octubre de 2013 con los diputados de la Asamblea Nacional.

Esta ley nos protegerá de la privatización, la certificación y la propiedad intelectual impuesta sobre las semillas, y garantizará que Venezuela sea un país verdaderamente pluricultural y libre de transgénicos. Además, será una herramienta de poder contra la guerra económica y a favor de la paz y la soberanía de los pueblos.

No se trata de una consulta pública, sino de continuar el proceso popular constituyente iniciado en 1999, que el Comandante Eterno Hugo Chávez declaró abierto y siempre inconcluso.

Hacemos un llamado al poder popular constituyente para que se incorpore a este proceso de legislación, y para que redactemos juntas y juntos una Ley de Semillas revolucionaria, ecosocialista y única en el mundo, por su contenido y por su estrategia de construcción popular y colectiva.

En este espacio socializamos los avances de dicho proceso constituyente

Chávez Vive!!!
Next
Entrada más reciente
Previous
This is the last post.

0 comentarios :

Publicar un comentario